Seleccione su oficina Quint:

Arquitectura de TI

Evaluación de la idoneidad para la Nube

Evaluación de la idoneidad para la Nube

El despliegue correcto de las oportunidades que brinda el cloud computing determina sustancialmente la satisfacción del usuario y el empleo de los servicios de TI. El servicio de evaluación de la idoneidad para la nube de Quint permite a las organizaciones saber cómo pueden hacer uso de este relativamente nuevo desarrollo. Quint Wellington Redwood tiene más de 20 años de experiencia en el asesoramiento de proyectos de insourcing y outsourcing. El planteamiento multidisciplinar de nuestro servicio de evaluación de la idoneidad para la nube se puede ver en el modelo de fase única de Quint (véase a continuación). El servicio de evaluación de la idoneidad para la nube de Quint le permite determinar si tanto usted como su organización están preparados para elegir uno o varios métodos de prestación de cloud computing y ofrece una perspectiva de los aspectos financieros y contractuales.

Estrategia Big Data

Estrategia Big Data

Independientemente de su grado de madures, Quint ayuda a las organizaciones a desarrollar e implementar una estrategia de idoneidad de datos que responda de forma concreta y apropiada las preguntas anteriores. Los conceptos clave de una estrategia de datos correcta incluyen el conocimiento y la concienciación del valor que el análisis de los datos puede tener para su organización, desde las perspectivas de TI como de los procesos empresariales a los que da soporte. Aunque hay muchas herramientas disponibles para el análisis de datos, los datos sólo gozan de utilidad cuando se aplican para algún fin concreto y las personas los comprenden. En la estrategia, no hay que centrarse únicamente en el uso interno de los datos, sino también en las oportunidades que puede proporcionarle el mero hecho de compartir de forma abierta sus datos internos. Una estrategia de datos bien planificada puede generar un mejor retorno de los datos y que se utilicen muy rápidamente.
Gestión de datos

Gestión de Datos

A través de nuestros servicios de gestión de datos, trabajamos con usted para asegurarnos de que sus datos se administren de un modo estructurado. De este modo, el ciclo datos-acción se acorta notablemente. Los datos pasan a tener propietarios del negocio que garantizan su calidad, se aseguran de que formen parte de la arquitectura y sean administrados de forma transparente empleando mecanismos maestros de gestión de datos. La mejora de los datos (a tiempo, correcta y completa) se lleva a cabo de manera estructurada. Asimismo, nos aseguramos de minimizar la necesidad de mejorar los datos. Junto con nosotros, su departamento de TI se asegurará de que los datos estén disponibles de forma fiable y rápida, en cumplimiento con los reglamentos de seguridad y privacidad.
Renovación y racionalización de aplicaciones

Renovación y racionalización de aplicaciones

El desarrollo y las innovaciones que se han producido en las TI en las últimas décadas han provocado que las organizaciones se encuentran con gran cantidad de aplicaciones y sistemas subyacentes. No sólo han aumentado el número de aplicaciones en uso, sino también las interfaces entre las distintas aplicaciones. De media, las organizaciones tienen entre un 30 % y un 50 % más de aplicaciones de lo que creen. Y las consecuencias son importantes: mayor administración, más gastos en licencias, solapamiento funcional y varias interfaces entre aplicaciones. Para controlar eficazmente la complejidad, el solapamiento funcional y los costes, el primer requisito es realizar un inventario de la cartera de aplicaciones y conocer el grado de coherencia que existe en dicha cartera. A Quint se le solicita cada vez más frecuentemente que elimine componentes antiguos y que presente una hoja de ruta paso a paso concreto para adoptar nuevas tecnologías y una nueva organización. Generalmente, en el problema están implicados sistemas críticos para el negocio que no son fáciles de desenmarañar y sustituir. De hecho, estas soluciones siempre plantean retos organizativos, ya que es preciso crearlas a medida e implican cierta cantidad de DIY.
Evaluación de una Arquitectura de Aplicaciones

Evaluación de una Arquitectura de Aplicaciones

Quint usa plantillas y herramientas opcionales para hacer un inventario del conjunto de aplicaciones de manera relativamente rápida, con el fin de hacerse una idea rápida de los lugares en que la arquitectura de aplicaciones es insuficiente, o incluso inexistente. Donde esté disponible, se usará una base de datos de gestión de la configuración (CMDB, por sus siglas en inglés) del porfolio de aplicaciones. A continuación, los datos se procesarán, analizarán y visualizarán. Estos son elementos que solemos encontrar después del análisis de una arquitectura de aplicaciones.Para el análisis, Quint confía en la pericia de sus arquitectos, que poseen una dilatada experiencia en este campo, y usa marcos de trabajo que se basan en la arquitectura de aplicaciones, como TOGAF, DYA o un marco de trabajo de sucursal (por ejemplo, Aorta, de Nictiz, en el caso de la industria de atención sanitaria, Gemma en el caso de órganos de gobierno locales, etc.). Donde sea necesario, Quint también usa normas de facto para el proceso de visualización, aunque a menudo suele ser suficiente usar un método de presentación, en función del propósito de la arquitectura de aplicaciones.
Evaluación del funcionamiento de su infraestructura

Evaluación del funcionamiento de su infraestructura

Obtendrá un resumen que le proporcionará una perspectiva de la coherencia de su infraestructura y de su centro de datos. Esto le coloca en una posición más adecuada para tomar decisiones bien fundamentadas. Por ejemplo, puede ser útil al mover su infraestructura (o una parte de ella) a una solución en la nube y/o al externalizar su infraestructura o centro de datos. Seguidamente, se le presentará una evaluación de la madurez de los procesos de gestión y operativos. Si es necesario, podemos ayudarle a mejorar aún más estas materias. También desarrollamos acciones de mejora concretas para aumentar el nivel de su infraestructura y del centro de datos, y de la arquitectura asociada. Por último, le ofrecemos opciones para mejorar y simplificar su infraestructura y su centro datos, y si lo hace, reducir el coste global y la complejidad; también le mostramos las herramientas que puede emplear para lograrlo.

Nuevas formas de trabajar

Nuevas formas de Trabajar

El planteamiento de Quint con respecto al NWOW profundiza los conocimientos. El conocimiento de las funciones y procesos, de la cultura, de los sistemas de TI disponibles, de la visión y de las acciones de gestión, así como la consistencia entre las áreas indicadas, son esenciales para una correcta implementación en la que el centro de atención sean siempre los “empleados”. El conocimiento de la situación actual fomenta la comprensión del potencial que las nuevas formas de trabajo pueden tener para la organización en conjunto, pero también para los distintos roles y departamentos. Por ejemplo, se planifica el alcance de las distintas prácticas de las nuevas formas de trabajo y se establece un nivel realista, pero que suponga un reto. En la siguiente fase, se establecen hitos, junto con los pasos concretos que hay que dar para lograr los beneficios que el NWOW reporta, y a continuación, ayudamos a la organización a lograr dichos beneficios.
Orientación y Formación de Arquitectos

Orientación y Formación de Arquitectos

Quint ofrece un curso de “Destreza en arquitectura” que, a diferencia de otros, se centra en las principales competencias de las capacidades del arquitecto, no en el contenido. Al centrarse en este aspecto, Quint da a los arquitectos los instrumentos necesarios para trabajar más en sus características personales y en sus habilidades interpersonales, lo que les brinda la oportunidad de influir más en su entorno y de que éste les acepte mejor. Quint también proporciona apoyo personal o apoyo a grupos de arquitectos. Con recursos simples, los arquitectos obtienen una mayor perspectiva de su entorno (inmediato) y aprenden a tratar los distintos intereses implicados, así como a hacer concesiones al núcleo de los principios y decisiones estratégicas. El apoyo se centra en el valor añadido del arquitecto (coordinado con la gestión), para lo que se desarrollan aún más las capacidades de asesoramiento, se detectan las oportunidades y riesgos de la arquitectura, y se fortalece el proceso de la arquitectura.

Cursos de formación Arquitectura de TI y Seguridad